Clicky

Trabaja sobre el corazón y la mente de los demás (Ley  n° 43 del poder)

La coerción provoca una reacción que, con el tiempo, puede actuar contra tí.

Es necesario lograr, mediante maniobras de seducción, que los demás se muevan en la dirección que deseas.

Una vez seducida, la persona se convierte en tu leal servidor. Y la forma más eficaz de seducir a alguien, consiste en manejar con habilidad las flaquezas y la psicología del individuo.

Debilita la resistencia del otro a través de la manipulación de sus emociones, jugando con lo que el ama y valora, o lo que teme.

Si ignoras el corazón y la mente de los demás, terminarán odiándote.

Pin It on Pinterest