Clicky

Y quisieron hacer llover en Valladolid

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 22 segundos

El Proyecto para la Intensificación de la Precipitación (PIP) se llevó a cabo en España entre 1979 y 1981 y movilizó los recursos de decenas de países coordinados por la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

(VÍDEO AL FINAL)

La idea de que se podía provocar lluvia sembrando las nubes con sales había surgido en Estados Unidos en 1940.

Las pruebas habían consistido en añadir sales a nubes superenfriadas para provocar la formación de núcleos higroscópicos que atraparan el vapor de agua y facilitaran la formación de gotitas de lluvia.

Los primeros intentos fueron con hielo seco y después se vió que la sal de las placas fotográficas, el yoduro de plata, tenía la estructura ideal para este tipo de experimentos.

“Durante décadas se estuvieron probando varios sistemas, pero eran experiencias no muy coordinadas y se hacían en diferentes lugares del mundo con resultados dispares”, explica el meteorólogo José Miguel Viñas.

Así que la OMM quiso hacer una experiencia controlada y convocó a sus miembros a un gran experimento, que fue el proyecto PIP.

Tras una minuciosa evaluación el comité ejecutivo recomendó dos posibles emplazamientos, uno en Australia y otro en España, y en abril de 1978 se decidió que fuera en España por la situación geográfica “muy ventajosa para la participación de la mayoría de países que deseaban tomar parte en el proyecto.

Decenas de países coordinados por al Organización Meteorológica Mundial (OMM) se dieron cita en España, concretamente en Valladolid, equipados con globos, sondas y aviones e intentaron sembrar nubes desde la base aérea de Villanubla.

Los experimentos se realizaron en una extensión de 50.000 km2 de la cuenca del Duero.

Lo que se hacía, sobre todo, era intentar buscar dos nubes similares, sometidas a los mismos procesos, de forma que se pudiese intervenir en una y dejar a la otra evolucionar naturalmente, para tener una referencia (porque si intervienes sin una referencia realmente no se puede saber cómo podría haber evolucionado una nube sin ninguna intervención).

Sin embargo las nubes que se formaban en la zona no eran susceptibles de ser sembradas y no se obtenían resultados.

El esfuerzo humano y económico fue brutal para el poco fruto que dio.

Tras varias campañas, la OMM decidió abandonar.

¿Lo están consiguiendo ahora (aunque con otras pretensiones)

Os dejamos el vídeo

Enlace al BOE

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-1979-4326

El BOE en su día 👇

Jamás te olvidaremos Timple

Tiempo de lectura aprox: 1 minutos, 28 segundos

Lo que ocurrió debe ser denunciado y difundido. No por morbo, sino PARA QUE NO SE REPITA

Pasaron 6 meses desde que Timple fuera brutalmente asesinado, un 18 de julio del año 2020.

El 18 de enero de 2021, qué casualidad, Timple fue incinerado sin testigos, en un crematorio que se hizo cargo de los gastos.

La plandemia  favoreció que continuase el SECRETISMO en torno a esta triste historia, por parte del ayuntamiento responsable y la protectora que se impuso  como la “dueña” en exclusiva de un perrito sin hogar.

Timple, liberado por fin de su dolorosa estancia en la Tierra, sigue presente en nuestra memoria, y su mirada dulce y noble permanece clavada en el corazón de un montón de gente de Canarias, de la Península y de muchos otros países.

Sabíamos perfectamente que no van a “reabrir” el caso, a pesar de ser la tortura “en directo” más cruel que haya sufrido un podenco en esas islas.

Hubo un juicio “express”, a espaldas de la población, y todo fue rápidamente silenciado…

La noticia saltó unos 15 días después

El crímen había sido grabado por los propios psicópatas, mientras asfixiaban a un animal inofensivo, que huía de todos los humanos. También de los que lo querían, ya que sentía un terror enorme hacia las personas. Había sido maltratado de pequeño.

A los agresores no les importó verlo retorcerse de dolor, mientras sangraba, amarrado por las patas, hasta el cuello, intentando RESPIRAR a través de un hocico que le habían sellado con un bozal y cinta aislante.

Ella lo había planeado todo muy bien, utilizando a su perra en celo para atraerlo hasta el lugar de los hechos… No se sabe porqué le tenía tanta manía.

Sin embargo, ni Miriam Coll, ni Pedro Borelli pagaron por lo que hicieron.

Ella manifestó al enviar el vídeo, que en realidad le había hecho un favor a la perrera de Teguise, ya que estaba a tope.

Los dos psicópatas continuaron surfeando como si nada y cada uno siguió con su vida… pero yo sé (como también sabes tú) que el “día D” llegará para estos dos indeseables.

¿Cuándo y cómo?

Ni idea. La NATURALEZA es INFALIBLE y sabe en qué momento y de qué manera CASTIGAR a quienes viven centrados únicamente en sí mismos, sin empatía y sin respetar la VIDA de los demás integrantes de este mundo.

Confío plenamente en esta Justicia NATURAL, ya que la de los hombres no ha sido jamás ni igual para todos, ni justa.

Texto escrito por Gloria Ayala Barrera en Facebook (con su expreso permiso)


Gloria Ayala Barrera Periodista, fotógrafa y amante de los animales.